Translate

lunes, 8 de abril de 2013

PRICUM ROSADO 2012


VINO:                        Pricum Rosado 2012

VARIEDAD:             Prieto Picudo

D.O.:                          Tierra de León, Castilla y León, León, (España)

BODEGA:                 Bodegas Margón

FECHA DE CATA:  Miércoles 3 de abril 2013, 12:45 p.m.

 

            Hoy os presento un rosado singular, PRICUM ROSADO 2012, de una de las grandes bodegas de la D.O. Tierra de León. Se trata de BODEGAS MARGON situada en la localidad de Pajares de los Oteros y perteneciente a los socios Eugenio González y Alfredo Martínez. Eugenio es el Gerente de la Bodega, Laura Courel es la Directora de ventas y a los mandos de la enología se encuentra uno de los mas importantes enólogos a nivel internacional, Raúl Pérez, que se encarga de dar el toque personal a los vinos a la vez que realza el carácter varietal de la Prieto Picudo.

            La bodega se encuentra a la entrada de Pajares de los Oteros y tiene unas 25 has de viñedo en propiedad, que junto con el viñedo controlado de más de 80 años, suministran a la bodega la materia prima para la elaboración de los vinos. Destacar que los viñedos se cultivan todos siguiendo prácticas ecológicas.

            Las elaboraciones son también singulares y personales, en primer lugar, no utilizan ningún tipo de levadura para la fermentación de los vinos, estos fermentan con las propias levaduras de la uva y las del ambiente de la bodega, aportando carácter a los vinos y diferenciándolos de los fermentados con levaduras comerciales. Los depósitos utilizados para las fermentaciones son de madera de roble Francés, troncocónicos y ovales, excepto para este rosado que se emplean depósitos de acero inoxidable.



 
La presentación del vino es original y elegante, con una botella Borgoña en cristal blanco y una etiqueta en plata brillante. El tapón es de corcho natural de buena calidad.
            La limpidez del vino y el brillo son indiscutibles, el color es un rojo carmesí de intensidad media.
            EL vino en nariz es franco, amplio y largo, con intensidad media alta, en la que destacan aromas silvestres y de frutos del bosque. Aparece la frambuesa, zarzamora, cereza picota y regaliz negro. Después de un rato en la copa aparece alguna traza de plátano y almendra amarga. De entre los aromas florales, destaca la lila y flores blancas.
            En boca el vino tiene una entrada suave y agradable, con un punto de acidez que te hace salivar, potenciando su viveza y haciendo que éste esté presente en toda la cavidad. Se aprecia mucho el regaliz negro y el característico amargor final de la variedad. Aparece de nuevo la mora y fresón maduro. El vino es muy largo y persistente, con un atractivo y elegante postgusto en el que aparece el plátano y la almendra amarga y una retronasal muy balsámica.
            La conclusión es que estamos ante un vino con una gran personalidad y carácter propio, forjado a través de la fermentación con levaduras autóctonas.
 
 
 

 
SALUD!!!